Los testigos de boda son una parte muy importante de vuestra boda, y por ello debéis meditar bien su elección. A continuación os vamos a dejar algunos consejos para que la elección sea más fácil.

  • Lo primero es que debe ser una persona de mucha confianza que os conozca bien y con la que siempre podáis contar.
  • Es muy recomendable que esta persona crea en el matrimonio y en el importante paso que vais a dar en vuestra vida.
  • Puede ser que la elección sea fácil porque se trate de un familiar o tu mejor amigo o amiga, pero también puede darse el caso en el que tengas serias dudas. Escoge a las personas con las que compartas algo especial y fuerte y que vaya a alargarse en el futuro.
  • Es muy probable que tengas a alguien que haya estado siempre a tu lado en los buenos momentos y sobretodo en los malos momentos de tu vida sin dudarlo.
  • Por último, un testigo es esa persona que sabe perfectamente lo importante que es para ti dar ese paso y que será parte activa e imprescindible de este compromiso.